Durante los siglos XVI y XVII  se produjeron en el mundo europeo profundos cambios sociales, económicos, políticos y religiosos que dieron lugar a una de las etapas más brillantes del arte occidental.

En términos generales, a lo largo de estos siglos se pueden reconocer dos grandes tendencias: el arte renacentista  y el arte barroco.

Te invito a acercarte a esta etapa tan rica del arte europeo.

Pulsa sobre la imagen para abrir